lunes, 29 de septiembre de 2008

Y esto se termina.... por este año

* * *
Y ya estamos en Munich.
Aunque se puede entrar en el centro histórico por una de sus antiguas puertas, nosotros visitamos la Isartor, la Karlstor y la Sendlinger Tor, llegamos a la Marienplatz en metro. Marienplatz es la plaza central de Munich y el lugar donde se emplaza el ayuntamiento, de estilo neo-gótico (Rathaus). A pocos metros se encuentra Frauenkirche, uno de los iconos de la ciudad, con sus dos torres de 99 metros de altura, que resultan visibles desde varios kilómetros a la redonda, y de la misma manera desde su cima, las vistas restultan espectaculares.






Saliendo de la Marienplatz por la otra punta, en cambio, nos encontramos frente a la Peterskirche: la más antigua iglesia, dedicada a Santa Munditia, patrona de las solteras.

Una visita ineludible, la del Deutsches Museum: 50 secciones distribuidas en 400 salas que ocupan una superficie de 47000 metros cuadrados….. Más de 100 000 objetos , de los que muchos son originales de un gran valor, lo que lo convierte en uno de los más importantes museos de ciencia del mundo.

Aparte de la reconstrucción del interior de una mina, la explicación de cómo es y cómo funciona una plataforma petrolífera, auténticos aviones, embarcaciones, un recorrido por la historia de la fotografía, los telares, el mundo de la imprenta.... en fin, todo lo que se pueda imaginar, uno de los detalles que me gustó comprobar, era que siempre había oído hablar de la asimetría de las góndolas venecianas, y nada mejor que poder ver una al natural desde lo alto, para constatarlo. Esa forma tan característica es la que hace que pueda ser guiada por un gondolero solo.


En Múnich son numerosos los Biergarten, que como se conciben tradicionalmente en Baviera son locales al aire libre (a modo de terrazas), cuya característica esencial es el derecho que tienen los comensales a llevar su propia comida y sólo comprar las bebidas. Su singularidad física son los castaños, las mesas y los bancos largas (biergarnitur), el suelo de gravilla y, obviamente, la barra de cerveza. También se ofrecen otras bebidas no alcohólicas y hay una barra de comida típica. Unas características consideradas absurdas por los bávaros en los biergarten (y, por lo tanto, no son llamados biergarten) son: el uso de sillas apilables de plástico, sombrillas en lugar de árboles, suelo de cemento, ladrillo o chapopote y comida no típica o de preparación en horno de microondas.

Aparte del que visitamos en el Jardín Inglés, tuvimos ocasión de comer en el que se encuentra en el Viktualienmarkt o plaza de las vituallas: en sus orígenes fue un tradicional mercado de campesinos, siendo hoy día un mercado muy popular entre los amantes de la buena comida, y que se halla en pleno centro de la ciudad.

Tampoco podíamos saltarnos la visita "obligada" a la cervecería más famosa y antigua del mundo: la Hofbräuhaus que data de 1589. Una característica que nos llamó la atención es que existen unas estanterías a modo de rejas, donde los habituales guardan sus jarras bajo candado. Después también he sabido que hay días concretos cada mes, en que se reservan mesas a grupos habituales. Por supuesto, el ambiente está animado por un grupo que toca música típica en directo.





Estoy enamorada del sistema de vida de Europa Central. Estoy firmemente convencida de que disfrutan de su tiempo y de la naturaleza muchísimo más que nosotros, aun a pesar del clima. Así, aparte de haber visto gente practicar deporte por todos los pueblos visitados, que además disponen de una red de rutas de senderismo y ciclismo vastísima, también hemos visto en todas las ciudades parques y jardines increibles.

De hecho, tuvimos la ocasión de pasear por el Parque Olímpico, complejo deportivo de 3 km² de superficie, construido para los Juegos Olímpicos de Verano en 1972, por otra parte, tristemente famosos ......

El Jardín Inglés, que recorre el río Isar, también brinda ocasión de relax y deportes al aire libre a los muniqueses.

Y por último, otro espacio dedicado al deporte: el Allianz Arena: estadio ultramoderno construido para la Copa del Mundial de Fútbol de 2006. Es también el estadio del FC Bayern München.



Recordáis lo que os contaba en la anterior entrada respecto al autoservicio de flores? Pues en la ciudad también encontramos ejemplos de civismo: los periódicos también se venden en autoservicio en urnas abiertas...... Si ya os lo decía, por eso Alemania y Suiza son lo que son :-)







También en este viaje habrá algo de historia, como nuestra visita a Dachau.


Creado en marzo de 1933, el campo de concentración de Dachau fue el primer campo de concentración regular creado por los nazis. Heinrich Himmler, en calidad de presidente de la policía de Munich, describió oficialmente el campo como "el primer campo de concentración para prisioneros políticos·
Durante el primer año, el campo albergó a cerca de 4.800 prisioneros y, en 1937, el número se había elevado a 13.260. En un principio, los prisioneros eran políticos. Con el tiempo, en Dachau también recluyeron a otros grupos, como testigos de Jehová, romaníes (gitanos), homosexuales, "asociales" y criminales habituales. Durante los primeros años, en Dachau encerraron a pocos judíos y generalmente porque pertenecían a alguno de los grupos anteriormente mencionados o habían cumplido condenas de prisión debido a la violación de las leyes de Nuremberg de 1935.
El campo de Dachau era un centro de entrenamiento para los guardias de los campos de concentración de la SS y la organización y la rutina del campo se convirtieron en el modelo de todos los campos de concentración nazis. El campo se dividió en dos secciones: el área del campo y el área de los crematorios. El área del campo consistía en 32 barracas, incluida una para el clero encarcelado por oponerse al régimen nazi y una reservada para los experimentos médicos.
La administración del campo estaba situada en la casa del guardia que se encontraba en la entrada principal. El área del campo tenía un grupo de edificios de apoyo, entre los que se encontraban la cocina, la lavandería, las duchas y los talleres, así como un bloque de prisión (bunker). El patio entre la prisión y la cocina central se utilizaba para la ejecución sumaria de prisioneros. Una valla electrificada de alambre de púas, una zanja y un muro con siete torres de vigilancia rodeaban el campo
En 1942, se construyó el área del crematorio junto al campo principal. Incluía el viejo crematorio y el crematorio nuevo (barraca X) con una cámara de gas. No hay pruebas fidedignas de que la cámara de gas de la barraca X fuera utilizada para asesinar seres humanos; los prisioneros experimentaron la "selección": aquellos que se consideraban demasiado enfermos o débiles para continuar trabajando se enviaban al centro de "eutanasia" de Hartheim situado cerca de Linz,
El número de prisioneros encarcelados en Dachau entre 1933 y 1945 superó los 188.000. El número de prisioneros que murieron en el campo y los subcampos entre enero de 1940 y mayo de 1945 fue de al menos 28.000 personas, a los cuales hay que añadir los que fallecieron allí entre 1933 y finales de 1939. Probablemente nunca se sabrá la cantidad total de víctimas que murieron en Dachau.


Llegamos allí a media mañana, bajo un cielo azul precioso, que hace difícil creer que en ese mismo lugar pudiera haber tenido lugar tanta angustia y desesperación.
Apenas quedan restos del andén y las vías ….. Cuántos destinos quedaron sellados al pisar este suelo!! Y qué ironía que debajo de la garita con las ametralladoras, la puerta de entrada al campo rezara “El trabajo os hará libres”.
Las mesas originales con las listas de los nombres de personas reales, sus objetos personales, fotos, recuerdos. Un armario con un uniforme…
Salimos del museo para encontrarnos frente a los dos únicos barracones que existen hoy. Estos barracones son dos reconstrucciones, ya que después de la guerra, el campo fue utilizado como campo de refugiados, puesto que a Alemania, en las dos Guerras se le quitó terreno para cederlo a países colindantes. Esto hizo que gran número de gente no tuviera hogar al que regresar, y tuvieron que permanecer allí hasta su realojo. Posteriormente, los barracones fueron destruidos. Pero al tomar la decisión de convertir el campo en un museo, se reconstruyeron estos dos para dar una idea lo más real posible de las condiciones en la época.


Con un regusto todavía amargo, dejamos Munich y ponemos rumbo al este. Recorriendo los Alpes hacia Salzburgo.


El lago más grande de Baviera: el Chiemsee, conocido también como el “Mar Bávaro”, es lo que fue, en alguna época, un glaciar.
La isla de los Caballeros, isla de las Damas y la isla de las Hierbas se juntan idílicamente en las tranquilas aguas del lago.
La isla más grande del lago es “lago de los Caballeros” con 2,4 Km², esta isla se hizo famosa gracias a la construcción palaciega del rey Luis II de Baviera. Los jardines del Nuevo Palacio son exactos, en cuanto a los rasgos fundamentales, al parque de Versalles





Día de paseo tranquilo por Salzburgo, admirando la belleza de sus calles y edificios, asi como los paisajes que se pueden ver especialmente desde lo alto de la fortaleza.





Para iniciar el regreso, tomamos la decisión de hacerlo de nuevo por los Alpes, recorriendo una ruta distinta de la de la ida. No faltan los paisajes idílicos, los picos escarpados, frondosos bosques y lagos de glaciares. Con la consiguiente emoción por el baño ! :-))





En algunos puntos esperábamos no cruzarnos con nadie, pues ya teníamos serias dudas de caber nosotros solos !! :-)












Una imagen que nos llamó la atención en muchos pueblos e incluso en carreteras fue esta señal, de la que no conseguimos datos, así que hemos deducido que deben ser restos de la II Guerra Mundial..... pero si alguien puede aportar cualquier información, será bien recibida ;-)

Posteriormente vimos la misma señal en Italia.







Un atardecer idílico.....



Camping de alta montaña: desde aquí salían diversas rutas de escalada y senderismo para expertos. Nosotros nos conformamos con gozar de las vistas y la tranquilidad.





Después de otro paso de montaña más, volvemos a entrar en Austria. Esta vez para visitar Innsbruck. Siempre he oido decir que Salzburgo era una de las ciudades más bonitas de Austria, pues.... yo no sé si podría elegir, porque Insbruck tiene un casco antiguo precioso, aparte de encontrarse en un valle alargado, lo que la encuadra en un paisaje increíble. De hecho, tanto para entrar como para salir del valle, tuvimos que cruzar puertos de monaña de hasta el 18% .....







Volvemos a cruzar frontera, y entramos en Italia. Y una vez más nos encontramos en terrenos llenos de historia, puesto que en estas monañas que nos disponemos a visitar tuvieron lugar difíciles combates durante la I Guerra Mundial.
En Val di Landro, a pocos kilómetros de Dobiacco (Bolzano), el Cementerio de Guerra de Monte Piana alberga las tumbas de 1259 caídos durante la I Guerra Mundial pertenecientes a las distintas naciones que componían el Imperio Austro-Húngaro.




Cortina d'Ampezzo está en pleno corazón de las Dolomitas, de hecho comenzó a ser llamada "la perla de las dolomitas" en 1956, cuando fue sede de las Olimpiadas Invernales. Es tierra natal del alpinista italiano Lino Lacedelli (1925) que el 31 de julio de 1954 fue el primero en llegar a la cumbre de la segunda montaña más grande de la tierra, el K2.

Nuestro trayecto nos lleva, al salir de Cortina d'Ampezzo, a Pocol, que además de unas vistas incomparables sobre los valles, alberga el Sagrario Militar de Pocol (llamado también Ossario di Pocol) situado a 1535 metros de altura.

El sagrario, construido en 1935 según el proyecto del ingeniero Giovanni Raimondi, está constituido principalmente por una torre cuadrangular maciza de piedra que es bien visible desde todo el Valle. Conserva los restos de 9.707 caídos italianos, de los que 4.455 son desconocidos, y otros 37 caídos austro-húngaros identificados.

Lugar grandioso y traquilo para el eterno descanso.....

* * *






Continuamos recorriendo valles y pasos de montaña en una gigantesca montaña rusa: los cambios de altura y de presión se hacen notar, pues en pocos días hemos tenido varios. Pero a cada curva descubrimos una maravilla de la naturaleza.

Siguiendo la carretera llegamos al pie de un teleférico y decidimos hacer un alto en el camino para disfrutar de un paseo diferente. Con un recorrido de 1150 metros para salvar un desnivel de 641 metros de altura, llegamos a la cima en prácticamente dos minutos. La llegada arriba es no apta para cardíacos, pues por la inclinación del cable hay un momento que parece que vas directamente hacia la pared rocosa.....
Una vez arriba, nos dedicamos a disfrutar de las vistas que son increíbles. Nos hallamos en pleno corazón de las Dolomitas, que constituyen un sistema montañoso único, y el día nublado las hace más espectaculares al rodearlas de un clima muy particular.

Para bajar nos dividimos. Mi hijo mayor y yo bajaremos de nuevo con el teleférico, mientras que mi marido y el pequeño deciden bajar andando: así recorrerán el museo al aire libre sobre la I Guerra Mundial, así como las trincheras excavadas en el interior mismo de la montaña. Un auténtico viaje en el tiempo.

Mientras tanto la tarde va cayendo y el tiempo empeorando durante las casi dos horas que tardan en bajar.






Siguiendo el camino de regreso, nos lleva hacia el sur, hacia la llanura padana, y no nos queremos privar de un relajante baño en el Lago de Garda. Con 370 km cuadrados es el mayor lago italiano, y se encuentra a tan sólo 65 metros sobre el nivel del mar. Hemos bajado, eh? :-)
Es muy famoso y sumamente turístico. Nosotros ya tuvimos ocasión de visitarlo en su costa sur hace 17 años, cuando estuvimos en Sirmione, que dicho sea de paso, es precioso.

Al caer la noche, y ya cerca de Turín, también encontramos camping cerca de otro lago, lo que nos permite disfrutar una vez más de compartir pan con los animalitos del lugar.




Una vez en Francia, mis chicos no pueden resistirse al último chapuzón.
Mira que son acuáticos !!

Y la última parada la pedí yo, pero..... no llegué a tiempo ! Ya habían recolectado la lavanda ! :-( Tendrá que ser en otra ocasión.
Eso sí, pude visitar el Museo de la Lavanda, donde se puede ver la evolución de todo el proceso de recolección y destilado de las flores para obtener la esencia. Fue realmente interesante. Lástima que no pueda compartir con vosotr@s lo bien que olía!.....

Lo que sí que puedo deciros es que aprendí la diferencia entre lavanda y lavandín..... Y que lo que la mayoría denominamos lavanda, es en realidad lavandín, que es más basto y de cultivo más fácil, puesto que la lavanda sólo crece a partir de 800 metros de altitud






Y hasta aquí nuestras vacaciones:
5700 km. y 27 días para el recuerdo.

Espero que hayáis disfrutado del viaje :-)
* * *
PD: Una pequeña nota para comentaros que las fotos son originales nuestras, así como los montajes
* * *

sábado, 27 de septiembre de 2008

Continuamos rodando.....

Empezamos a viajar hacia el este, saliendo de la Selva Negra. Pero aun pasaremos en esta zona la noche, así que buscamos el camping de Braunlingen, al que llegamos al atardecer.

* * *

No, no están al revés….. es que el lago era un verdadero espejo :-)


* * *
Jaspeado en morado o en amarillo, el verde es una suave alfombra que se extiende hasta el siguiente bosque, y que esconde pequeños seres sorprendentes y vistosos.


En Donaueschingen está el Palacio de los príncipes de Fürstenberg, en cuyo jardín se encuentran las fuentes del Danubio. Se considera que aquí nace el río más largo de Europa (después del ruso Volga); pero la realidad es que el Danubio se forma de la confluencia entre el Brigach y el Breg…. Recordáis que os lo comentaba en la entrada anterior?

* * *

* * *
El último paseo en la Selva Negra será algo especial: decidimos coger el Sauschwänzle bahn, un histórico y auténtico tren a vapor, que nos hace viajar durante dos horas y media a través de 50 km, cruzando puentes y recorriendo túneles. Una vez más nos envuelve el encanto de los pueblitos que rodeamos, del paisaje de campos y bosques verdes, y a lo lejos llegamos a distinguir un ciervo que cruza los cultivos, mientras hacemos el trayecto de Blumberg a Weizen y vuelta.

* * *
* * *
Nuestra ruta nos lleva a orillas del lago Constanza, lago que comparten Alemania y Suiza.




El itinerario escogido nos lleva a recorrerlo por la orilla Alemana, siendo nuestra siguiente visita Meersburg, que cuenta con el castillo más antiguo de Alemania. Aunque su estructura se remonta al siglo VII, en el siglo XVI (1710) se construyó el actual palacio carolingio, el Meersburg. Esta residencia de los príncipes obispos tenía que ver sobre todo con el derecho de representación de los príncipes barrocos. En las colinas de viñedos por encima del palacio, los príncipes obispos mandaron construir una pequeña casa. En el siglo XIX, la poetisa Annette von Droste-Hülshoff adquirió esta casita de los príncipes. Hoy, el castillo se encuentra totalmente restaurado, e incluye una una excelente colección de armas.
* * *
* * *

* * *

* * *
Siempre bordeando el lago, continuamos hasta Lindau que tiene un precioso casco antiguo ubicado en una isla comunicada por un puente con tierra firme.
Desde luego no faltó el chaparrón de rigor.....
* * *
* * *
Y al llegar aquí nos desviamos hacia el norte para dar inicio a la Ruta Romántica. Qué lugar mejor para comenzarla que visitar los castillos de Hohenschwangau y Neuschwanstein?
El castillo de Hohenschwangau fue la residencia de infancia del rey Luis II de Baviera y fue construido por su padre, el rey Maximiliano II de Baviera. Se encuentra en el pueblo de Schwangau cerca de la ciudad de Füssen, muy cerca de la frontera con Austria.
El Castillo de Hohenschwangau fue construido donde se situaba la antigua fortaleza de Schwanstein, que databa del siglo XII. Una familia de caballeros se hizo cargo de la construcción de la fortaleza medieval. Tras abdicar los caballeros en el siglo XVI, la fortaleza cambió de manos en diversas ocasiones. El deterioro de la fortaleza continuó hasta que finalmente quedó en ruinas a inicios del siglo XIX.
En 1829 el Príncipe Maximiliano (futuro Rey Maximiliano II de Baviera) descubrió el histórico lugar y reaccionó con entusiasmo por la belleza del entorno. Adquirió la propiedad en 1832. Un año después empezó la reconstrucción del castillo, de manera ininterrumpida hasta 1837. El arquitecto a cargo, Domenico Quaglio, fue el responsable del estilo neogótico del diseño exterior.
Hohenschwangau fue el lugar oficial de veraneo y de práctica de caza de Maximiliano, su esposa María de Prusia y sus dos hijos Luis (futuro rey Luis II de Baviera) y Otto (rey Otto I de Baviera). El joven príncipe pasó aquí sus años de adolescente. El rey y la reina vivían en el edificio principal, sus hijos en el adyacente.
El rey Maximiliano murió en 1864 y su hijo Luis le sucedió en el trono, trasladándose a la estancia que su padre tenía en el castillo. Como Luis nunca se casó, su madre continuó viviendo en la misma planta. El Rey Luis disfrutó viviendo en Hohenschwangau, especialmente después de 1869 cuando se inició la construcción de su propio castillo, Neuschwanstein, a partir de una piedra que provenía del castillo de la familia.



Se puede ir de un castillo a otro, dando un agradable paseo entre paisajes de ensueño, en unos 40 minutos
* * *

Neuschwanstein es uno de los castillos neoclásicos más conocidos. Originalmente era conocido como el nuevo Hohenschwangau, en honor al lugar donde el rey pasó gran parte de su infancia. Su nombre fue cambiado tras la muerte del rey.
El castillo de Neuschwanstein se construyó en una época en la que los castillos y las fortalezas ya no eran necesarias desde el punto de vista estratégico. En lugar de ello, nació de la pura fantasía: una bella y romántica composición de torres y muros en perfecta armonía con las montañas y los lagos. Producto en gran medida de la mente de un escenógrafo teatral, evoca la imagen de un glorioso cisne surgido del lago a sus pies.
El rey exigió dos condiciones en su construcción: primero, que fuera edificado por trabajadores bávaros y con materiales bávaros, sin apenas excepciones, lo que favoreció la creación de una poderosa artesanía en Baviera, que ha hecho de ella uno de los mayores enclaves industriales de Alemania. Y segundo, que por fuera se asemejase a los castillos de los cuentos de hadas que tanto admiraba en su juventud, mientras que por dentro contuviera todos los avances tecnológicos de la época.
Ambas exigencias se cumplieron: el castillo asemejó tanto los relatos tradicionales alemanes que fue elegido por la Disney como modelo para el castillo de La bella durmiente (1959).
Por dentro, además de continuas referencias a estos cuentos o a diversas leyendas y personajes medievales (Tristán e Isolda, Fernando el Católico), contiene una completa red de luz eléctrica, el primer teléfono movil de la historia (con una cobertura de seis metros), una cocina que aprovechaba el calor siguiendo reglas elaboradas por Leonardo da Vinci, y maravillosas vistas y paisajes a los Alpes, incluyendo una encantadora cascada que podía contemplarse desde la habitación del monarca.
Luis II deja la capital, Munich, y se instala permanentemente en el castillo en 1884 supervisando su construcción, en concreto desde unas escaleras que constituían el lugar favorito para seguir los avances obtenidos. Por no tomar medidas ante las amenazas por parte de la banca extranjera de embargar sus propiedades, es incapacitado en 1886 y muere ahogado en un lago cercano en extrañas circunstancias.
* * *
* * *
A la salida, vale la pena ir hasta el puente del reina María, el Marienbrücke, porque desde allí hay unas vistas espectaculares.

* * *
Füssen es el pueblo en el que da comienzo para nosotros (puesto que la recorreremos de sur a norte) la Ruta Romántica.

* * *
Siguiente parada: Augsburgo, donde lo primero que visitamos es la Fuggerei.
Podría definirse como una ciudad dentro de la ciudad. Fue fundada en 1516 por la Familia Fugger. En 1523, 52 casas habían sidgo construidas, y en los siguientes años la zona se había expandido con varias calles, pequeñas plazas y una iglesia. Hoy en día sigue estando habitada, y sus cinco puertas siguen cerrándose cada noche a las 22:00. El alquiler era y es todavía hoy de 1 Rheinischer Gulden al año (que equivale a 0’88 €) y tres oraciones al día por el alma de la familia Fugger. Las condiciones para acceder a una de estas viviendas siguen siendo las mismas de hace 480 años: hay que ser vecino de Augsburgo desde al menos dos años, hay que ser católico y hay que haber caído en la indigencia sin deudas.
El abuelo de Morzart vivó en la Fuggerei entre 1681 y 1694. Gravemente dañada en los bombardeos aliados de la Segunda Guerra Mundial, fue reconstruida posteriormente con su estilo original.



De estas 140 viviendas, una de las de planta baja es hoy un museo.

Son viviendas unifamiliares de 60 metros cuadrados.Cada familia tiene su propio apartamento que incluye un pequeño recibidor, una cocina, un baño, un dormitorio y una sala de estar. Los apartamentos de la planta baja tienen un pequeño jardín, mientras que los del piso superior tienen un pequeño atico. Todos tiene televisión y agua corriente.

* * *
Después damos un paseo por Augsburgo, una ciudad tranquila y limpia como todas las que estamos visitando.

* * *

* * *
Como es imposible parar en todos los pueblos de la Ruta, hacemos una selección. Así, decidimos visitar Nordlingen. Es una ciudad medieval que está encerrada completamente por una muralla. Otras dos ciudades en Alemania también cuentan con una muralla que las rodea: Rothenburg ob der Tauber y Dinkelsbühl; sin embargo, solo la de Nördlingen se puede recorrer en toda su extensión, característica que la hace única en Alemania.
Se puede tener una fantástica vista de toda la ciudad al subir los 90 metros hasta lo alto del “Daniel”, torre de la Iglesia San Jorge, de estilo Gótico, y sello de Nördlingen. Es aquí donde los dos guardianes municipales de la torre trabajan en la cima de la torre, los cuales son los últimos de su clase en Alemania. El llanto de los guardianes es también único: “So, G´sell, so”, lo que significa “todo bien, compañeros, todo bien”. Son ecos que se oyen en toda la ciudad cada media hora desde las 22:00 hasta la media noche, y que en la antigüedad tenían como fin, tranquilizar las noches de los habitantes, ante cualquier ataque.

* * *
Un detalle curioso que nos sorprendió es la cantidad de fósiles que había en el mármol del suelo de la iglesia.




Dinkelsbühl es la siguiente ciudad que visitamos. En cada esquina asoma su encanto medieval.

* * *
Y pondremos punto final a nuestra Ruta Romántica en Rothenburg.
Una rápida visita por la tarde al llegar nos hace darnos cuenta de que tenemos que pernoctar allí para poder visitarla con más calma por la mañana.
Eso nos dará la oportunidad de descubrir que el ayuntamiento consta de dos edificios, el gótico (construido entre 1250 y 1400) y la parte delantera del Renacimiento (construido entre 1572 y 1578) con unas arcadas añadidas en 1681. Ambos edificios están comunicados por el Lichthof, Patio Vidriado.
* * *
Así mismo, tendremos ocasión de subir a la torre del ayuntamiento que tiene la particularidad de no poseer cimientos propios, sino que está construida sobre el frontón del edificio gótico, pero a la que se accede por la entrada delantera del ayuntamiento. Desde lo alto, la vista es espectacular.
Cruzando la ciudad llegamos al Burggarten, que no se trata de los jardines del castillo, ya que en el siglo XII los castillos no tenían jardines. Para ser más exactos, serían "los jardines en el lugar del castillo", puesto que aquí los Hohenstaufer construyeron su castillo en 1142. Pero sólo reinó en él, el rey Konrad III, pues sus dos hijos murieron a temparana edad y el castillo pronto perdió su importancia. Fue, aun así, el germen del desarrollo de la ciudad, que en 1400 era una de las más grandes ciudades del Sacro Imperio Romano Germánico con más de 6000 habitantes.
Un temblor de tierra en 1356 destruyó el castillo y sus piedras, material de construcción muy preciado en la época, fueron utilizadas para la construcción de las murallas.

Sin saberlo, fotografiamos uno de los rincones más conocidos de Alemania: el Plönlein, con la torre Siebersturm a la izquierda y la puerta Kobolzeller a la derecha. Es la placita triangular abajo a la derecha en la foto.
* * *
Por lo visto también es famoso su mercado navideño, que se celebra desde hace más de 500 años. Pero los que no tenemos la suerte de visitarlo nos conformamos con visitar la tienda de Käthe Wohlfahrt. Por un momento la magia de la Navidad nos envuelve gracias a todos los adornos imaginables y miles de luces que decoran el lugar y que visten variso árboles, pero destacando uno inmenso en el centro del local.....

El primer árbol de Navidad
En el siglo VII, un monje inglés utilizó un abeto triangular para describir la Santísima Trinidad (Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo) mientras enseñaba la Palabra de Dios en Alemania. En los comienzos, los alemanes veneraban el roble, aunque pronto lo cambiaron por el abeto, viéndolo como el árbol de Dios. Siglos más tarde, se convirtió en el símbolo del cristianismo. Para hallar la referencia inglesa más antigua del 25 de diciembre como el Día de Navidad, debemos remontarnos al año 1043. Los villancicos navideños, relacionados con la celebración religiosa del nacimiento de Cristo, comenzaron a aparecer en el siglo XIV. En 1510, el primer árbol de Navidad fue decorado en Riga, Latvia. Poco tiempo después, Martin Luther decoró un árbol con velas para explicar a sus hijos cómo brillan las estrellas por la noche. Más adelante en ese siglo, se establecieron mercados navideños en toda Alemania; allí se podían adquirir regalos, comidas y elementos decorativos, como por ejemplo adornos y galletas de jengibre. Exactamente 100 años después de que se decorara el primer árbol, los alemanes inventaron el oropel, utilizando plata VERDADERA. Se crearon máquinas para cortar la plata en tiras. A pesar de que perdían su lustre rápidamente y eran pesadas para colgar en un árbol, otras alternativas de plomo y estaño no funcionaron. De modo que la plata se siguió utilizando hasta la década del 50. Desde entonces, los árboles de Navidad han adoptado gran variedad de formas, pero han mantenido la forma triangular en honor al Niño Jesús.
* * *
Un poco sorprendidos de no encontrar nieve a nuestra salida, ponemos rumbo a Munich.
* * *
Blumen : Flores
Pero antes de llegar allí, dejadme que os haga una pregunta.
Como definiríais un autoservicio de flores? Pues en Suiza y Alemania es un campo lleno de flores, donde tú vas y eliges las flores que quieres, te las cortas, las pagas y te vas. Hasta aquí ninguna novedad….. Pero por qué Suiza y Alemania, son Suiza y Alemania? Pues por el simple hecho de que no te las cobra nadie: hay un cartel con el precio de cada flor, y depositas el dinero en una lata que no vigila nadie. Y como una imagen vale más que mil palabras……..



Otro día os cuento nuestra visita a Munich ;-)


* * *

viernes, 19 de septiembre de 2008

Se acabaron las vacaciones T.T



Sí, ya hace unas poquitas semanas que estoy por aquí, pero....
entre poner al día la casa, todo el trabajo añadido del equipaje y.....


la clasificación de fotos, no he podido sentarme aquí con tranquilidad para enseñaros algunos de los fantásticos sitios que hemos visitado.




Ha sido un viaje precioso. Pretendíamos que fuera de relax, pero está visto que no es recomendable hacer planes con antelación, porque una vez allí..... lo que quieres es aprovechar el tiempo al máximo y ver todo lo que puedas.



En resumen 5.700 km. atravesando Francia, Suiza, Alemania, Austria, Italia y de nuevo Francia para regresar a casa.




¡Qué lejos parece el amanecer el 4 de agosto, cuando empezamos nuestro viaje !


* * *





Dormimos la primera noche en Francia, pero nuestro primer destino era Suiza.

Una vez más no pude resistirme a visitar mi pequeño pueblo..... Cómo ha cambiado!

Han construido algunas casas más, ha crecido el bosque que está mucho más cerca de la casa y..... talaron el nogal tan grande que había !


Con lo cuidadosamente que yo había guardado todos mis recuerdos...... :*(





Proseguimos ruta hasta Alemania donde dormimos, aunque a la mañana siguiente regresamos a Suiza para ver las Cataratas del Rhin en Schaffhausen.


Aunque sean las más altas de Europa, no es su altura lo que más impresiona, sino la fuerza del agua en su ancho caudal. Se tiene la posibilidad de hacer tres recorridos diferentes en barco.


El primero cruza el río y vuelve al embarcadero describiendo un círculo. El segundo llega a la roca central. Ese es uno de los puntos en los que se percibe la fuerza del agua, el ruido, las salpicaduras..... toda una demostración de la fuerza con que baja el río. Y el tercero cruza al mirador de la orilla opuesta, desde donde se obtienen unas vistas preciosas, tanto del río, como de la roca central; de hecho desde ese mirador se pueden ver los agujeros que el desgaste de la corriente ha practicado en la roca. También en este mirador se percibe plenamente la furia del agua.......





* * *


A continuación ya entramos en Alemania. Nuestra puerta de entrada será la Selva Negra. Es cierto: los bosques son tan tupidos que en algunos sitios parece que esté anocheciendo. Pero cuando menos te lo esperas sales a verdes prados salpicados de pueblitos de postal. Aquí y allá lagos de lo más apetecibles para el baño, aunque cuando llegue el invierno serán el paraíso de los patinadores.



* * *




* * *




* * *




* * *


En lugar de escoger rutas distintas, enlazamos varias de ellas en un recorrido de ida hacia el norte y vuelta hacia el sur.

Una de las actividades que caracteriza la Selva Negra es la construcción de los relojes de cucú. De hecho, en Schonach se halla el que fue duranet muchos años el más grande del mundo; aunque cuando llegamos ya estaba cerrado y no pudimos visitarlo por dentro. Pero tuvimos la oportunidad de pasear por el pueblo y ver una reproducción de una típica casita en un jardín.



También en esta zona se encuentra Triberg que, además de ser otro importante centro productor de relojes de cucú, tiene el salto de agua más alto de Alemania con 163 m., que se visita recorriendo un tupido bosque poblado de diversas aves y ardillas. Con un poco de paciencia consigues verlos de cerca a cambio de algún cacahuete :-)



* * *


* * *


No lejos, otra parada se impone para visitar, ahora sí, el reloj de cucú más grande del mundo en Schonachbach. Su maquinaria mide 4'5 m x 4'5 m, y el pendulo pesa un poco más de 100 kg.



* * *

Otro de los lugares que merecen la pena recorrer es el museo al aire libre de Vogtsbauernhof, en Gutach......lástima que una vez más la lluvia nos acompaña, pero como ya es tónica habitual en nuestras vacaciones, no nos pilla desprevenidos. Este museo consta de 6 granjas monotejado completamente amuebladas. De éstas, la granja de Vogt (que da nombre al museo), construida en 1612, es la única que se halla en su lugar original; las demás han sido desmontadas cuidadosamente, trasladadas aquí y vueltas a montar. La más antigua data de 1599 y la más reciente de 1819. Otros edificios completan el museo mostrando prácticamente todas las facetas de la vida cotidiana de la región.

* * *

* * *


* * *


* * *


* * *

La siguiente visita la realizamos a Schiltach, cuyo ayuntamiento del siglo XVI se encuentra en la parte alta de la inclinada Plaza del Mercado a la que rodean antiguas casas entramadas, destacando en su parte baja la Fuente de la ciudad.

En Schiltach también, se halla la ultima curtiduría de cuero de la Selva Negra. En la parte baja de la ciudad, junto al río, se observan en las fachadas las marcas grabadas de hasta dónde han llegado las distintas crecidas del agua.




Seguimos ruta, siguiente parada Alpirsbach, que tiene su origen en un convento benedictino de 1095, convento que hoy cuenta con una moderna cervecería de deliciosa producción ;-)




Precioso también el parque de detrás del convento.


Aunque en pocos cientos de metros sales del pueblo y te hallas inmerso en una naturaleza en todo su esplendor.



* * *

El Mummelsee, con una profundidad de 17 m., es el lago glacial situado a mayor altura de Alemania: 1036 m. de altura. Dado que Schwarzwaldhochstrasse (carretera de la Selva Negra) pasa junto a él, es el lago más visitado de la región. Aunque no es grande, o quizá precisamente por eso, nos reserva unos rincones llenos de encanto.


* * *

Pese a que cualquier lugar es bueno para aparcar y hacer una excursión o realizar un pic-nic, motivados por el fantástico entorno de Freudenstadt, decidimos acampar dos noches en el mismo camping.


Con lo que gozamos de tranquilos paseos por el bosque,


* * *


* * *
conocimos hongos diferentes y originalísimos,
y me permitió hacer descubrir a mis hijos el encanto de las fresas salvajes..... mmmmm .....



* * *


* * *

Tranquila ciudad medieval del siglo XII, Gengenbach conserva dos puertas y parte de sus murallas abrazando sus casas entramadas.

* * *


* * *


* * *


Siguiendo nuestro recorrido de ciudades y pueblos medievales llegamos a Zell am Harmersbach, donde una vez más quedamos admirados de sus fantásticos rincones floridos y de la limpieza que caracteriza Alemania en general y estos pueblos en particular. Y es que todo está tan limpio que se puede andar descalzos por la calle.... pero esto es otra historia que contaré más adelante :-)
* * *

* * *


Día especial para los chicos: un parque de atracciones donde lo que priman son las montañas rusas... ¡y qué montañas rusas!


Entre otras está la SILVER STAR, la más alta de Europa, con una caída a 70º de inclinación como primera impresión, está claro que después de eso ya lo tienes todo superado! :-))


Es día grande para mi hijo mayor, pero claro..... no podía dejarlo sólo ante el peligro así que "tuve" que subir a casi todas las atracciones con él ;-)


* * *




Qué más da un poco más de agua, si total lleva todo el día lloviendo y tenemos encharcados hasta los calcetines !!!...... :-P





Queréis ver una pequeña muestra de lo que se siente en la SILVER STAR?







* * *


Pues hasta aquí dura el día, igual que mamá pato llama a los patitos a recogerse,





* * *

nosotros nos retiramos bajo el marco de este precioso arco iris doble.


* * *


* * *

Amanece un nuevo día, y una vez más nos sumergimos en la tranquilidad de los paisajes. Paseamos por el Monte Brend, no lejos del nacimiento del Breg, uno de los ríos que da lugar al Danubio, pero a eso ya llegaremos.....


* * *

Nos cuesta un poco encontrar este rincón, y tras pasar verdadera angustia en algunos tramos de la carreterilla que llega hasta aquí, por lo estrecha y de poca visibilidad cortada a pico sobre un desfiladero con el río al fondo, conseguimos dar con él. Lo tardío de la hora nos permite sólo una visita rápida, pero también nos evita el cruzarnos con otros coches, que .... sinceramente no sé cómo lo habríamos hecho.

Eso sí, el paisaje espectacular!

Es el Hexenlhochmühle, el Molino del Hueco de las Brujas, y ciertamente parece un lugar encantado.......




* * *

Bien, y hasta aquí el primer tercio más o menos de nuestras vacaciones.

Si te ha gustado y quieres ver más, visítame dentro de algún día, pues seguiré ordenando y clasificando más fotos y te contaré más cosas.



:-)