lunes, 18 de mayo de 2015

Ya que estamos en la zona...

y aunque esta vez no esté relacionado con el cine reciente, puesto que las referencias cinematográficas que he encontrado no superan la primera mitad del siglo XX, sí que constituyen parte del escenario en el que se desarrolla el juego Assassin's Creed II.
Estoy hablando de San Gimignano, que fue un verdadero descubrimiento.

Fue fundado como un pequeño pueblo en el siglo III a.C. por los estruscos. Pero los primeros documentos históricos datan del siglo X, cuando adopta el nombre del obispo San Geminiano, que la había defendido de los hunos de Atila.
Al estar en la Vía Francígena (importante camino medieval de 2000 km. y ruta de peregrinación desde Canterbury en Inglaterra, hasta la tumba de San Pedro, en el Vaticano, y que atravesaba Francia y Suiza, entrando en Italia por la Paso del Gran San Bernardo), el desarrollo de la ciudad también se vio mejorado por el comercio de productos agrícolas de las fértiles colinas que la rodeaban.
En 1199, durante el periodo de mayor esplendor, la ciudad consigue independizarse de los obispos de Volterra. Las divisiones entre güelfos y gibelinos no impidieron que consiguiera embellecerse con obras de arte y arquitectónicas. El mismo Dante Alighieri se alojó en la ciudad el 8 de mayo de 1300, en su papel de embajador de la Liga Güelfa.
La Peste Negra de 1348, la obligó a someterse a Florencia, convirtiéndose en un centro secundario, hasta el siglo XIX, cuando cobró importancia como centro turístico y artísitico.

Nos disponemos a descubrirla entrando por la Porta San Giovanni



Y entramos de lleno en la Edad Media.










Aunque la modernidad nos hace un guiño ;-)



A diferencia de otras ciudades como Bolonia o Florencia, donde sus torres se han venido abajo por guerras, catástrofes naturales o renovación urbana, San Gimignano conserva 16 torres entre los 51 y los 54 metros de altura, de las 72 que llegó a tener (y de las que en 1580  aun se mantenían erguidas 25), además de haber sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.








La via San Matteo nos conduce a la Piazza del Duomo.



La Torre Rognosa es la más antigua, data aproximadamente de 1200, y con sus 52 metros es la segunda más alta.



La Torre Gross, es la más alta con 54 metros. Su construcción se inició el 21 de agosto de 1300, y fue terminada en 1311.



Pocos metros separan la Piazza del Duomo de la Piazza della Cisterna, y que constituye otro regalo para la vista.





La Torre del Diavolo, que recibe su nombre según cuenta la leyenda por la prodigiosa sobre elevación que el propietario descubrió con sorpresa un día a la vuelta de un viaje y cuya ejecución se habría atribuido al diablo.
Ésta es precisamente al torre que aparece en el juego Assassin's Creeds II









No nos cansamos de contemplar la plaza desde todos los ángulos, y aunque paseamos siempre terminamos haciendo una foto más....





Pero el reloj avanza, y al final nuestros paseos toman el rumbo de salida tratando de absorber esos últimos momentos perdidos en otro tiempo.




Y nos despedimos saliendo por la misma puerta por la que entramos.


La próxima vez a lo mejor os hablo de un anuncio publicitario... más o menos ;-)
Que tengáis un buen inicio de semana!