martes, 11 de octubre de 2011

No son muchos


los dedales que tengo, pero era una pena tenerlos en un cajón guardados.

Así que a una minicasita de los chinos, le he añadido con silicona caliente unos palitos en vertical para sujetar los dedales, lo he tintado todo con anilina y he hecho este mini expositor donde tenerlos.
Ahora estoy pensando en añadirle una lámina de plástico transparente sujeto con unas bisagras para protegerlos un poco mejor del polvo.




4 comentarios:

Libros Que Voy Leyendo dijo...

Ahora mismo no tienes muchos dedales... pero no te preocupes que poco a poco las baldas se irán llenando y lo que tendrás que hacer es buscar una casa más grande... te lo digo por experiencia.

Te seguimos,

un saludo
Lourdes

Nunu dijo...

Preciosa la casita para tus dedales....yo tengo un mueblecito para mi colección de campanas y lo que hice fue ponerle unas bisagras pequeñitas con unos cristales para que no les entre polvo.Espero te sirva de ayuda.Besos.

Barbara dijo...

que bonito te va a quedar
te enviaré mas dedales para q lo vayas llenando :P

besos!!!

supercovi dijo...

ya te digo, ve mirando la manera de ponerle una tapa porque como tengas que limpiarlo cada semana levantando dedal por dedal.... te van a dar veinte pampurrios!... esto.... los huecos es porque no tienes más? me lo apunto para cuando haga algún viajecito jejje